Mujer implicada en video sexual anuncia una querella contra Carabineros, filtraron mis datos personales "No soy una pta"

  • Martes, Jun 11 2019
  • Escrito por 
  • tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Carla Cerda (21) quien se grabó teniendo relaciones con un funcionario policial en el hospital de La Serena, acusa que alrededor de 4000 uniformados la agregaron a sus redes en una semana y que recibió mensajes de grueso calibre y amenazantes debido a que filtraron la dirección de su casa. Mientras tanto, el otro protagonista de esta historia, el carabinero dado de baja, se aferra a la posibilidad de que la investigación lo exculpe y reciba una sanción menor.

Las repercusiones en el caso del Carabinero que mantuvo relaciones sexuales mientras prestaba servicio en el Hospital de La Serena continúan. Ahora es la mujer, Carla Becerra de 21 años, quien aparece en el video que grabaron los mismos protagonistas de la escena que después se viralizó, la que estudia acciones legales contra otros funcionarios de la institución, por divulgar sus datos personales a través de un documento reservado, incluida su dirección en Santiago, lo que ha hecho que reciba amenazas y mensajes de grueso calibre de hombres que señalan “saber dónde vive”, algo que, dice Carla, la mantiene atemorizada tanto a ella como a su familia.Carla es categórica y lo primero que le interesa aclarar es que no es una trabajadora sexual como se dijo tras la viralización del vídeo.



“Con el carabinero nos estábamos conociendo, éramos andantes, una pareja. Yo no soy una escort, no cobro por sexo. Lo que hago es vender sets de fotografías y videos por internet”, indica la joven santiaguina, que había venido a la zona precisamente para ver al destituido funcionario policial. “Viajé por él. Porque lo habían trasladado a la zona hace poco y queríamos vernos como cualquier pareja”. Pero el trabajo del uniformado no les daba mucho tiempo para estar juntos, por lo que tuvieron “la mala idea” de juntarse en el Servicio de Urgencia, en horario laboral. “Eso fue un error, porque él se estaba exponiendo, pero hicimos lo que cualquier pareja hace. Ahora, yo tomé la decisión de grabarnos porque no le encuentro nada de malo. Me podía servir para los sets que yo hago y que vendo. Sin intención de perjudicarlo, porque en ningún minuto aparece su rostro ni nada. Yo corté todas esas partes”, relata.

La joven vendió el set donde aparecía el video grabado en La Serena. Ahora, cómo se supo que se trataba de su pareja, es algo que desconoce, pero, asegura, “no hay que darle muchas vueltas para darse cuenta que fue otro carabinero, que conocía el lugar, identificaba bien el gorro, y ese tipo de cosas. Seguramente un mismo compañero”, dice, agregando que esta tesis queda clara, con el hecho de que el material empieza a circular en primera instancia entre los grupos de WhatsApp de los uniformados. “Esto yo lo sé, porque una semana después de que grabamos el video, y ya había sido vendido, a mí me empiezan a llegar mensajes de instagram y solicitudes para seguir mi cuenta, te juro, de casi cuatro mil carabineros de todo Chile. En esos mensajes me decían que el vídeo estaba en estos grupos y me preguntaban ‘si era verdad que te tiraste un paco’ y cosas así. Que ellos también eran de la institución y que cuánto cobraba para que hiciera lo mismo con ellos”, sostiene.Pero lo más grave, al menos para Carla, fue lo que pasó después. Tras la divulgación de las imágenes y la sanción al funcionario, otro uniformado, un cabo primero, filtró en las redes sociales sus datos personales desde una ficha privada con antecedentes que sólo maneja Carabineros y la PDI.

“Esto fue lo que me perjudicó a mí, porque te pueden mandar mensajes, pero que ya pasen a ser amenazantes, porque tienen todos tus datos, incluida tu dirección es lo más grave, y esto se hizo público porque otro carabinero se metió a mi ficha, le tomó una fotografía y la divulgó. Ahí empezaron a pasársela entre todos, entre otros carabineros que me han mandado mensajes amenazantes, acosándome”, especificó. Por esta razón, es que se hizo asesorar por un abogado y está decidida a seguir las acciones legales correspondientes en contra de quienes resulten responsables de las amenazas y lo que dio origen a éstas: la divulgación de sus datos privados. “Yo sé quién es la persona que filtró estos antecedentes, un cabo primero, por eso la querella va contra él y contra quienes hayan mandado todos los mensajes amenazantes que me han hecho daño a mí y a mi familia”, expresó.

Fuente: elinformadorchile.com


Visto 5558 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Publicado en Nacional

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Publicidad

CONTADOR DE VISITAS

11538258
HOY
AYER
ESTA SEMANA
ULTIMA SEMANA
ESTE MES
ULTIMO MES
VISITAS EN TOTAL
1555
3038
18703
11498406
74652
165089
11538258

Su Ip: 34.226.234.20
Fecha y Hora: 2019-09-19 13:54:36

Link de Interes